Publicamos la Declaración de Zaragoza: por una deontología en el diseño y la interacción con los sistemas inteligentes

Laboratorio Europeo de Inteligencia ARTificial
19/12/2019

[English version here]

La Inteligencia Artificial no es una tecnología más o una actividad que afecte sólo al ámbito académico y científico. Es una tecnología crítica para la transformación socioeconómica que asentará  las  bases  de  las  nuevas  economías  digitales,  por  lo  que  su  disponibilidad,  su  desarrollo  o  su  carencia  afectará  al  bienestar,  prosperidad  e  igualdad  en  las  sociedades  futuras. 

El  impacto  que  tendrán  estos  dispositivos  es  innegable  pero  también lo es la preocupación que existe por su potencial uso prematuro  o  malintencionado.  Esto  nos  obliga  socialmente  a  constituir mecanismos de acción colectiva con los que controlar e impedir el uso inadecuado de estas tecnologías, desde su concepción y desarrollo hasta su ámbito y modo de explotación y uso.

El 12 de julio de 2019, dentro de la escuela de verano Conocimientos Híbridos, tuvo lugar en Etopia un debate y una reflexión compartida en un foro guiado por Sara Román, Manuel Bedia y Borja Espejo y formado por científicos/as, profesionales en este ámbito, ingenieros/as  y  humanistas  sobre  cómo  aumentar  la  toma  de  conciencia acerca de los beneficios y riesgos involucrados en el desarrollo de la inteligencia artificial.

El objetivo de este espacio de trabajo fue esbozar La Declaración de Zaragoza, un documento que nace con la pretensión de que cualquier persona que diseñe, implemente o utilice un dispositivo basado en tecnologías inteligentes, tenga la percepción de sus potencialidades y de sus peligros, y se comprometa con principios éticos basados en la prudencia y la responsabilidad.

Así, la Declaración de Zaragoza: por una deontología en el diseño y la interacción con los sistemas inteligentes resume en cinco puntos las principales problemáticas detectadas por este grupo de trabajo; desde los altos (e invisibles) costes energéticos que subyacen en este tipo de tecnología, hasta los derechos fundamentales que pueden verse vulnerados por los resultados de redes neuronales algorítmicas que no comprendemos cómo funcionan y que apelan, por ello mismo, a un enfoque interdisciplinar -con fuerte base humanística- cómo factor clave en la toma de decisiones basada en estos procesos.

En definitiva la Declaración de Zaragoza apela a una conciencia ética y crítica en los futuros desarrolladores y desarrolladoras de estas tecnologías como factor ineludible en la construcción de un futuro justo, armónico y sostenible en la relación humano-máquina.

 

 

Documentos relacionados
 

  Volver a Laboratorio Europeo de Inteligencia ARTificial

  Volver al índice de actualidad  

Ayuntamiento de Zaragoza
Ibercaja
Universidad San Jorge
Universidad de Zaragoza
 
 

Fundación Zaragoza
Ciudad del Conocimiento

Av. Ciudad de Soria, 8
50010 Zaragoza (Spain)

 

Tel. +34 976 201 500 ~ www.fundacionzcc.org
@FundacionZCC

En colaboración con
Etopia Center for Art & Technology